Vida Espiritual

26 Síntomas un Despertar Espiritual

Cuando comenzamos un despertar espiritual suceden muchos cambios cuyo origen no sabemos explicar en el momento.

Las distracciones del trabajo, la familia y demás cotidianidades tienden a acaparar toda la atención y cuando le sumamos ansiedades, miedos y frustraciones personales se complica el proceso – entonces no es fácil notar cuando estamos atravesando un despertar espiritual. De hecho, por lo general ni estamos conscientes del hecho, tal vez porque el proceso mismo de despertar conlleva momentos claves en los cuales “notamos” una diferencia… y ahí es que comenzamos a despertar la conciencia.

En ocasiones, la confusión puede ser tan grave que las conductas cambian de un día para otro, a veces dejando a los seres queridos perplejos y preocupados. Algunas personas hasta se enferman gravemente sin razón. Frente a esto, muchos escogen ir de plano al doctor, al psiquiatra, sumergirse más en el trabajo, o tomar decisiones que provocan un cambio radical en sus vidas. Es por esto que hay personas que terminan con diagnósticos sorpresivos y un nuevo pote de pastillas para calmar los síntomas, entre otras cosas.

Crecimiento Espiritual

26 Síntomas de un Despertar Espiritual

 

#1 Cambios en el patrón del sueño

Tus horas de sueño se han alterado, es posible que estés durmiendo más, durmiendo menos, o que tengas insomnio.

#2 Cambio de peso

Algunas personas aumentan de peso, otras pierden peso rápidamente. Esto tiene mucho que ver con las reacciones psico-emocionales de “lucha o huida” – los que están a la defensiva conservan energía y deceleran el metabolismo, mientras que aquellos que estén en pie de lucha lo aceleran.

#3 Dolores musculares

El despertar espiritual conlleva cambios en los chakras y la fluidez de energía a través del cuerpo. A medida que el cuerpo va experimentando cambios energéticos, pueden surgir dolores musculares que duran un día, o tal vez duran meses. Similar al cambio de peso, se deberá a la reacción psico-emocional de cada cual. Por lo general: dolores en la espalda baja están relacionados a nuestra seguridad (“no me siento protegido”), mientras que la espalda alta refleja la acción (“no sé que hacer”).

#4 Los sentidos se agudizan

Este es un detalle interesante; es posible que uno de tus sentidos esté más agudo ¡y lo más probable es que ni lo habías notado hasta que leíste este artículo! Estos cambios suelen ser bien sutiles y pueden incluir mejor olfato, mayor sensibilidad táctil, audición amplificada, mejoría en la vista, o amplificación gustativa. Por otro lado, también puede suceder lo contrario. Por lo regular perdemos un poco de un sentido para alimentar a los demás, y lo curioso es que solemos perder la vista más que nada – una señal de que es hora de comenzar a soltar el pasado, ver con el corazón, y confiar en nuestras habilidades escondidas.

#5 Mareos

Muy comunes con los cambios de energía mencionados arriba. Por lo general son muy cortos, y a veces hasta podemos sentir que la tierra tiembla un poco, pero solo para nosotros.

#6 Palpitaciones, ataques de pánico

Son de esperarse cuando están sucediendo tantos cambios. La mejor medicina es la meditación, los ejercicios de relajación, el yoga, o la práctica espiritual.

#7 Momentos de mucha energía

De repente sientes como si te prendieran un motor energético y tienes que salir corriendo, por otro lado, puede ser que tengas muy poca energía y necesites dormir por largas horas. Esto indica que estás haciendo mucho trabajo inconsciente a nivel espiritual o místico que tu cerebro necesita despejar para compaginar. Es como si estuvieras “descargando” información del universo a través de tu 7mo chakra “corona”. Lo mejor es buscar momentos para meditar y lidiar con lo que tu mente anda entreteniendo. Recomendación para mucha o poca energía: un ejercicio retante pero manejable como el yoga, nadar, o caminar/correr; comenzar a escribir en un diario (journaling).

#8 Sentido de inminencia

Puede que sientas un golpe de inminencia, en el cual sientes que “algo va a suceder” y tienes que hacer algo al respecto. Lo mejor es no salir corriendo a salvar el mundo, sino conectar con nuestro ser superior y examinar la raíz de esta inminencia. Para esto es buenísimo el diario o journal.

#9 Desarrollo acelerado de empatía

Comenzamos a sentir el dolor de los demás, lejos o cerca. Esta parte es muy retante pero también muy importante, quizás la más importante, ya que estamos hablando de comunicación telepática (de lo cual hablaremos más adelante) y comenzamos a trabajar con nuestra responsabilidad espiritual a nivel tribal y eventualmente global. Lo que comenzó como una evitación a estar en espacios públicos y muy concurridos ahora se convierte en un reto muy denso y difícil de explicar. Hay personas que se hacen ermitañas y no suelen salir de sus casas, o si salen deben regresar rápidamente. A este nivel tal vez se está tratando de una persona con capacidades para la sanación y aunque la conducta ermita puede ayudar por un tiempo, lo recomendable es tomar ese tiempo para aprender sobre maneras de protegerse con la luz y activar la sanación energética.

#10 Cambios de humor (mood swings)

Están ligados a los cambios de energía, como también tienen que ver con la ampliación de los niveles empáticos.

wp-horizontal-image-crop-2

#11 Confusión mental o emocional

Todo esto es muy difícil de explicar a los demás, y a menudo no sabemos cómo nos sentimos ni lo que queremos.

#12 Eventos de cambios de vida

Recientemente (hasta 5 años) atravesaste o estás por atravesar un cambio grande, como el matrimonio/divorcio, muerte/nacimiento de un ser muy allegado, la pérdida de un empleo/comienzo en una nueva carrera, llegar a una edad significativa, etc.

#13 Un deseo fuerte de romper los esquemas que te atrapan y vivir tu propósito

Se explica por sí solo. Por todos los medios vemos mensajes que nos alientan a vivir nuestros sueños, sin embargo el sistema lo imposibilita. Esto no es casualidad – quiero aclarar que el sistema utiliza a los medios para mantener a la población pendiente a un premio que nunca va a recibir. Lo que está en ti es romper con esos esquemas que te atan a estos “premios” como una mejor casa, o un auto nuevo, o una pareja despampanante, y comenzar a recorrer tu propio camino hacia tu propia felicidad.

#14 Percepción alterada del tiempo

Podemos sentir que se nos va el tiempo demasiado rápido, de hecho, la percepción del tiempo en general entra en cuestionamiento durante un despertar espiritual. Comenzamos a buscar información sobre la ciencia física y la ciencia cuántica, entreteniendo ideas sobre múltiples dimensiones, el tiempo no-existente, vidas pasadas y futuras, o el viaje en el tiempo. En realidad el tiempo es relativo y sí se trata de una percepción, sin embargo, retar este esquema puede ser muy peligroso para la psiquis y debemos tomarlo con cuidado. Cuando sientas que se te va el tiempo y estás por entrar en un ataque de pánico, tómate un momento para respirar y afirmar: “hay tiempo para todo”. Ya verás como todo cae en su lugar.

#15 Asuntos del pasado

Se siente como una nueva versión de una película que viste hace tiempo – la misma trama, con diferentes actores y en otros lugares. Estás re-viviendo asuntos del pasado que no lograste sanar o ver claramente. Se trata del karma, pero no en el sentido castigante, sino una oportunidad de tu alma para sanar un bloqueo espiritual de una vez y por todas. Por más que sientas que esa situación está absuelta, tu alma te lo ha vuelto a traer por alguna razón. Puede ayudar si te pones en contacto con tu ser superior o tus guías espirituales para que puedas “ver” aquello que no habías visto antes.

#16 Sueños vívidos y sueños lúcidos

Los sueños se pondrán más intensos y lo más probable así se mantendrán para siempre. Si te perturban mucho, indaga sobre una terapia onírica o una interpretación profunda. También puedes utilizar el diario para anotar tus sueños y así poder ver cómo se desarrolla la historia que te está contando tu inconsciente.

#17 Lapsos mentales

De memoria a corto plazo o memoria a largo plazo. Balbuceas, o se te olvida lo que estabas diciendo a mitad de oración. Esto es un indicador de que debes mejorar tu awareness, o conciencia plena, para que prestes mejor atencioón a lo que estás diciendo.

#18 Recuerdos que surgen de repente

Es posible que comiences a recordar cosas particulares que pensabas que habían quedado en el olvido.

#19 Cambios en la forma de orar o meditar

Tus formas de orar o meditar se transforman. Al principio se puede sentir como si estuvieras “desconectada” de la divinidad, o que tus prácticas se hacen en vano. Es como si llegaras al “techo” y de ahí no puedes pasar. Este es el momento para transformar la práctica, por ejemplo: si antes orabas para pedir bendiciones, intenta enfocarte en la gratitud; si practicabas la meditación trascendental, intenta la meditación consciente (awareness meditation).

Sintomas de un Despertar Espiritual

#20 Un fuerte deseo de conectar con todo lo relacionado a lo espiritual

No querrás compartir con personas que se enfocan en lo banal, ni estar en sitios banales, escuchar música popular, o ver televisión regular. Desde ahora comienzas a escoger bien como, cuando, y con quien pasas el tiempo. La parte negativa de esto es que probablemente te veas solo por un tiempo, ya que es muy difícil desconectar de lo banal y los espacios realmente espirituales no son fáciles de encontrar.

#21 Surgen maestros y prácticas espirituales que te atraen

Conocerás personas que te inspiran y nuevas prácticas espirituales que resuenan en tu alma. Sentirás una sed por conocer más y estar más en contacto con esas energías. Nota: no todo lo llamado “espiritual” es bueno, ni todos los “maestros” son sabios; conecta siempre con tu alma y verifica como te hacen sentir estas nuevas experiencias.

#22 Números, ilusiones, símbolos, deja vu, “señales” y sincronicidad

Los números se repiten, los símbolos te persiguen, sientes deja vu casi a diario, surgen muchas “casualidades” (sincronicidad), y a menudo sientes que estás recibiendo “señales” del universo. Con las señales hay que tener cuidado, ya que es algo que puede llevar a uno a emprender un viaje psicótico. Como regla general: recuerda que el alma habla a través del instinto, no el impulso. El impulso hace las cosas con prisa, mientras que el instinto trata con suavidad y paciencia. Si una “señal” te está causando ansiedad o pánico, es hora de soltarla.

#23 Necesidad de establecer límites y escuchar tu guía interno

Los viejos esquemas religiosos se derrumban poco a poco, y comienzas a descubrir tus propias verdades y trazar tus propios límites a base de tus experiencias y conocimiento.

#24 Presencias divinas, invisibles, o ver seres

Hay personas que comienzan a ver o sentir presencias divinas, entidades de diferentes orígenes, o conectar con seres que han fallecido. Similar al trabajo empático de sanación, este es un regalo particular que toma tiempo en reconocer, manejar y trabajar. La clarividencia trata sencillamente con eso: ver las cosas claramente, y a menudo los clarividentes chocan con su espacio social porque tienen problemas llevando su mensaje a las personas indicadas. Para el clarividente, es un trabajo muy bonito y especial, pero también un proceso que le durará la vida entera.

#25 Ves a tus seres queridos con una “nueva cara”

Es como ver a un doble; a veces se siente como si llevaran una máscara, porque estamos viéndolos con nuevos ojos. Se puede deber a situaciones de dimensiones paralelas, o de vidas pasadas. Si la relación se ha dificultado por esto, trata de conectar con el alma de esa persona durante tus meditaciones u oraciones en privado para enviarle amor y compasión. Es posible que esa persona esté “dormida” o apegada a su ego y sus representaciones sociales o conductas actuales dificultan su relación, no solamente contigo sino también con los demás. Recuerda: no lo tomes personal.

#26 Pérdida de amistades, amantes, o distanciamiento de familiares

El detalle más importante, más doloroso, y del cual menos se habla. Todos estos cambios provocan separaciones y la manera en la cual manejamos estas separaciones nos dejará saber cómo estamos manejando nuestro camino espiritual y dictará mucho como será nuestro próximo despertar espiritual. Hay que tener mucha conciencia de que el karma volverá a traernos esas dificultades en la próxima ronda. Lo más importante es practicar la compasión y tomar nota de no adentrarnos en conductas sentenciosas o juzgantes.


Sanar el PasadoDel dicho al hecho… 

Como se explicó en un post anterior, el despertar espiritual no es un camino fácil, y en la marcha cometemos muchísimos errores. Aceptar esta realidad es el primer, y mejor paso hacia un camino menos dificultado. No obstante, cada cual recorre su camino, y algunos necesitamos dificultades mas dolorosas que otros – ¿por qué? En ahí uno de los mayores misterios. Algunos sabios indican que la divinidad o el destino lo impone así, mientras que otros aseguran que nosotros creamos nuestras propias dificultades, así como creamos o co-creamos nuestra propia realidad. El caso es recordar que no se trata de por qué estamos frente a un obstáculo, sino cómo vamos a lidiar con él.


Este artículo es el segundo en una serie sobre el despertar espiritual (lee el primero aquí). En el próximo artículo hablaremos sobre como un despertar espiritual se puede convertir un trastorno psicológico, lo que en la psicología transpersonal se conoce como El emerger espiritual vs. La emergencia espiritual.

Sigue leyendo...