Sueños

Cómo Recordar tus Sueños

¿Te gustaría recordar tus sueños, pero no puedes? Si el sonido del despertador te levanta con prisa y de inmediato notas que tus sueños se fueron al olvido, sigue estos consejos para ayudarte a recordar tus sueños.

 

via GIPHY

 

Durante el día

    • Observa tu alrededor

Toma unos minutos para observar lo que te rodea. Sin juicio, sin ansiedad. Solo observa. Si tienes el tiempo, anota los detalles del día en un diario.

    • Despégate del móvil

¡Limita tu tiempo en el Face! Mirar el móvil adormece tu habilidad de retener información, desvía tu atención hacia el ego y perturba el sueño.

    • Hidrátate

Es una buena práctica general. Además, limitas las probabilidades de despertar con sed durante la noche.

 

via GIPHY

En la Noche

 

    • Prepárate antes de dormir

Separa un tiempo, no menos de 30 minutos, para relajarte antes de dormir.

    • Apaga el móvil

Lo mejor es apagarlo por completo y comprar un reloj despertador. Como alternativa, deshabilita el Internet, el 4G, las llamadas, los textos y los sonidos – la alarma puede funcionar sin ellos.

    • Cuidado con lo que consumes

Es muy probable que tengas sueños extraños y pesados si comes mucho antes de dormir. También, evita el consumo de alcohol y drogas – no puedes recordar un sueño si no puedes recordar la noche anterior.

    • Cambia tu alarma

Despierta 30 minutos antes de tu hora regular para que tengas el tiempo de recordar tus sueños.

    • Deja entrar la luz

Si tienes cortinas que tapan el sol por completo, cámbialas por unas más suaves, que filtren la luz. El cuerpo responde a la luz natural y esto te ayudará a que despertar con buen humor – además que ayuda al metabolismo 😉

 

via GIPHY

En la mañana

 

    • No te muevas mucho

Quédate acostado(a) por unos minutos, recordando lo último que soñaste. Si te despertaste en una posición diferente a la usual, regresa a tu posición regular. Algunos expertos afirman que esto puede ayudarte a recordar tus sueños.

    • Anota lo que soñaste

En un diario de sueños, anota lo que recuerdes y no olvides ponerle fecha. Lo mejor es incluir cada detalle, dibujos y ejemplos que se te ocurran en el momento, ya que durante el día la percepción del sueño cambiará.

    • No analices mucho

Concéntrate en anotar los sueños que recuerdas todos los días. Al final de cada semana, repasa lo que has soñado e identifica si hay elementos comunes entre ellos.

 

Así como vivimos cada día en continuidad al día anterior, el inconsciente nos cuenta una historia diferente todas las noches y cada sueño está relacionado al anterior. Digamos que se podría juzgar la calidad de una película por sus escenas, pero no es lo mismo sin el contexto de la película entera. Los elementos que soñamos pueden explorarse por separado, pero hay mucho más que explorar cuando los vemos todo en conjunto.

Sigue leyendo...