Vida Espiritual

El ciclo de la vida: Círculo, Mandala, Origen y Espiral

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre el ciclo de la vida? En muchas culturas se ha visto el símbolo de la rueda con un punto en el centro. Aunque hay un sinnúmero de interpretaciones, la realidad es que todo regresa a lo mismo: el balance del poder creativo. Tal vez la mejor manera de explicarlo sea a través de la interpretación Egipcia.

 

sun-symbol

Para los egipcios, el símbolo del círculo con un punto en el centro representaba al sol y al dios RA. A menudo se habla sobre RA como el “rey” de los dioses egipcios, sin embargo, la verdad es que RA no era otra cosa más que un nombre para energía suprema – y para los humanos nuestra energía principal proviene del sol. Se pensaba -y algunos todavía pensamos- que la energía suprema se compartía entre todo lo que existe y de esa manera, siempre nos mantenemos como una misma energía (más tarde hablaremos sobre la leyenda de la creación según el Hinduísmo). Esto implica que la energía suprema tiene 2 estados: latente y activo.

 

Por si no lo habían visto, aquí estamos hablando de polaridades de nuevo. ¿Alguna vez se han preguntado si hay una diferencia entre RA y el Ojo de Ra? La respuesta es sí: RA es la energía suprema y latente de carácter masculino, mientras que su Ojo es la energía femenina y poderosa que pone el poder de RA en acción. El círculo por sí solo representa a RA, una vez se dibuja el ojo en el centro creamos el Ojo de RA y así se completa la energía divina. ¿Pero que queremos decir por energía divina? El Ojo de RA es una fuerza exclusivamente femenina, y venerada como la madre, creadora y origen de todo (el culto del Ojo de RA era una orden femenina). Sin embargo, ninguna de las 2 fuerzas puede existir sin la otra… algunas personas le llaman a este concepto “dicotomía divina“.

 

espiral

ESPIRAL

El espiral es uno de los símbolos más antiguos. Se han visto espirales dibujados que datan desde el periodo neolítico, y sus significados se han derivado de sus contextos. Uno de los más antiguos se encuentra en Irlanda, en un lugar que sirvió de tumba. Por esta y otras razones se ha entendido como símbolo universal del ciclo de la vida, muerte, y renacimiento. También se utiliza como un símbolo de la creación, representando el vientre femenino. Este es uno de los misterios más interesantes, ya que el espiral se estudia en la naturaleza, en las matemáticas, en las artes, y en la religión.

 

ouroboros

OUROBOROS

Los griegos utilizaban el símbolo de la serpiente mordiéndose su propia cola para representar el ciclo de la vida como algo que se re-crea o siempre regresa, como el fénix (los egipcios utilizaban el escarabajo). De aquí, utilizamos el círculo para marcar el tiempo, algo que continúa existiendo aunque termine y vuelve a comenzar, plasmado sobre el calendario.

 

mandala

MANDALA

En el Budismo y el Hinduísmo se le conoce al círculo con un punto en el centro como Mandala, solo que se le divide en cuatro “portales“. Estos portales simbolizan las Cuatro Direcciones: Norte, Sur, Este, y Oeste. Hay muchos tipos de mandalas y cada uno tiene un mensaje distinto; uno de los más conocido es el mandala de los 5 Budas, con un buda representando cada portal + uno en el centro.

 

 EsferaEsferas de Luz

Cuando nuestros antepasados miraban al cielo, solo veían esferas de luz. eventualmente hicieron la acertada conexión entre éstas esferas y su cosecha. Notaron sus cambios a través de las estaciones y comenzaron a marcar el tiempo, el cual, siempre era cíclico. Cada vez que tenían una mala cosecha lo tomaban como un castigo de éstas esferas, y naturalmente, así es que nacen las historias sobre las deidades y los ritos para apaciguarlos. En la humanidad, el círculo es todo: el tiempo, la rueda, el vientre, el sol, la luna, nuestros ojos… el planeta. En fin, se puede decir que el concepto cíclico es el origen de nuestra existencia y conciencia. Hasta la polaridad del ying & yang y los cuatro portales se rigen bajo el poder cíclico. No hay un principio ni un final – hay muchos principios y muchos finales. Todo nace, renace y vuelve a renacer.

Es importante subrayar que el paganismo no es una religión. Mas bien, es una colección de ideas y tradiciones que aceptan la dualidad y honran la naturaleza, trascendiendo geografía, cultura y época. Para obtener una comprensión general de las bases paganas, continúa leyendo los artículos relacionados.

Sigue leyendo...