Vida Espiritual

¿Eres un émpata?

¿Qué es un émpata?

Un émpata es una “esponja de energía” con una habilidad pasmosa para percibir los sentimientos de los demas.

  • ¿Te has dado cuenta que no puedes estar en lugares donde hay demasiada gente? Tal vez lo piensas dos veces antes de ir a un centro comercial, a un concierto, al hospital, o a un festival.
  • ¿Sientes que cargas el peso del mundo sobre tus hombros? A lo mejor te han dicho que cambias de humor rápidamente y tú mismo(a) te das cuenta que el cambio de humor ha surgido sin razón, porque todo andaba bien en tu vida hace unos minutos…

Si alguna vez has sentido que esos sentimientos y emociones no provienen de ti, continúa leyendo, porque es posible que seas un émpata.

Los Émpatas y la Empatía

Sabemos que la empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del otro. Es una cualidad humana muy importante y que pocas veces se fomenta. La empatía “no se nace, se hace”. Una persona empática ha sido criada en un ambiente saludable y le han enseñado a tomar en cuenta los sentimientos de las demás personas.

En contraste, un émpata tiene tanta capacidad para la empatía que raya en la telepatía. Los émpatas perciben las emociones de los demás y terminan sintiendo y pensando lo que otras personas sienten y piensan – a nivel que creen que provienen de ellos mismos. A diferencia de una persona empática, un émpata no supone lo que otra persona siente, sino que lo siente como si fuera suyo. Es importante recalcar que el émpata no hace esto porque quiere, como en las telenovelas – eso es masoquismo. Los émpatas hacen esto inconscientemente y por lo general no se dan cuenta de lo que está pasando.

empath

Cómo son los Émpatas

Ser un émpata significa que te afectan las energías de otras personas, porque tienes una intuición innata para percibirlas. Tu vida está constante e inconscientemente influenciada por los deseos, emociones, pensamientos y envidia de otras personas. Por otro lado, ser un émpata no solamente tiene que ver con las emociones; a diferencia de una persona empática, un émpata percibe las fluctuaciones energéticas y las necesidades espirituales de las demás personas, esto en adición a las motivaciones e intenciones escondidas que puedan haber. Muchos émpatas sufren de fatiga y dolores inexplicables y no está demás, ya que vivimos en un mundo lleno de emociones, energía y karma acumulado.

Un émpata sabe cuando alguien está mintiendo. Cuando está en una fiesta, pasará la mayor parte de su tiempo escuchando. No suele ser la persona que más habla, al contrario, se le conoce por ser callado(a). Cuando habla, lo hace porque ha encontrado una conexión emocional y hablará franca y abiertamente – cosa que puede poner de nervios a otras personas.

Lo que sucede es que al émpata le gusta hablar de verdades. Poner las cosas claras le ayuda a “limpiar” esas energías y patrones de pensamiento que no le pertenecen. En un mundo que se alimenta de apariencias, se podrán imaginar que los émpatas no tienen muchos amigos…  sin embargo, ellos saben que tienen ese “efecto” en los demás y es por esto que prefieren mantener su distancia.

– Los émpatas desarrollan un mecanismo de defensa que les permite “leer” el lenguaje corporal de los demás con el fin de protegerse mejor.

 

El Pasado y la Niñez

Los émpatas suelen venir de hogares donde hubo abandono o abuso emocional y desarrollaron un mecanismo de defensa que les permite “leer” el lenguaje corporal de los demás con el fin de protegerse mejor. Los émpatas suelen ser los chivos expiatorios (“scapegoats”) de las familias y sus problemas comienzan cuando no han aprendido a trazar límites con los demás. Es por esto que suelen ser campeadores del indefenso y no soportan las burlas.

A los émpatas no les gusta el confrontamiento, pero no soportan una injusticia. Muchas veces, funcionan como espejos: recogen las emociones de una persona y se las reflejan sin saber lo que están haciendo. Este es el terreno en el cual se desarrollan sus problemas interpersonales. A muchos émpatas se les dijo en la niñez que “los niños no deben hablar” y esto hizo que crecieran sin saber cómo comunicarse ni cuándo deben hacerlo.

La Telepatía

Algunos émpatas logran entablar comunicación telepática con otras personas. Se han dado cuenta que cuando una persona está invadiendo su mente, es porque ha estado enviándole energía y conocen plenamente cuando alguien le tiene miedo, envidia, rencor, o enojo sin importar la distancia. Sin embargo, este camino tiene dos carriles – un émpata con experiencia sabe que de la misma forma puede enviar pensamientos y emociones a los demás. ¡Ojo con lo que piensas!

empath

3 Tipos de Empatas

DEBILITADO: Puede filtrar algunas energías, pero se le hace difícil estar en espacios concurridos. Los problemas de las personas cercanas y no-cercanas le afectan profundamente. A menudo tiene dolores de cabeza, fatiga, enojo, cansancio y hastío.

BALANCEADO: Puede regular las energías. Ha encontrado mecanismos que le ayudan a comunicarse mejor, trazar límites y compartir en lugares condurridos.

PROFESIONAL: Utiliza sus habilidades para su trabajo – generalmente en las áreas de sanación mental, física o espiritual.

Sigue leyendo...