Vida Espiritual

7 Señales que Indican que Eres una Persona Tóxica

Se habla mucho acerca de los vampiros de energía, las personas tóxicas y lo difícil que es ser un émpata. Estos temas se suelen mirar desde el concepto de la otredad, pero ¡sorpresa! Muchas veces es uno(a) mismo(a) quien está provocando la negatividad en el ambiente.

¿Eres una persona tóxica?

Para determinar si estás exhibiendo conductas negativas, pregúntate cuántas veces en el día…

1. Tomas algo personalmente

Revisa tus conversaciones – ¿a menudo se convierten en conversaciones sobre ti y tus problemas? ¿Cuántas veces interrumpes las conversaciones para hablar de ti mismo? Practica la humildad y comienza a escuchar a los demás.

Tarea: HUMILDAD

2. Piensas o hablas sobre asuntos negativos

¿Acaso sientes que los problemas en la familia o en el trabajo siempre recaen sobre ti? ¿Que no te dejan en paz y no entienden que tus problemas son más grandes? No trates de controlar tu ambiente. Confía en los demás y sus capacidades para tomar sus propias decisiones.

Tarea: CONFIANZA

3. Te victimizas

¿Sabes cuál es el detalle más positivo del egoísmo? Que en realidad las personas no piensan tanto en ti como crees. No supongas lo que no sabes de cierto y asume responsabilidad por las cosas que te suceden. A veces se gana y a veces se pierde. La mejor parte de comprender este detalle es que te inspirará a intentar cosas nuevas, porque si nadie está pendiente de ti, entonces eres libre para cometer errores.

Tarea: RESPONSABILIDAD

4. Eres cruel

¿Cuántas veces en el día le dices a alguien “solo fue una broma”? No creas que las personas son demasiado sensibles o que simplemente “no entienden” tu sentido del humor. El sarcasmo y el cinismo vienen de un espacio muy oscuro en el corazón que solo busca burlar lo que no entiende. Utiliza la empatía para comprender a los demás y aprende a callar o condescender cuando no los entiendas.

Tarea: COMPASIÓN

5. Te dejas llevar por una reacción inmediata

Esto es sumamente común hoy día, gracias a la ansiedad y la actividad tensa en las redes sociales. Aquello que se te ocurrió puede parecer brillante en su momento, pero es posible que luego te arrepientes de ello. Ten paciencia contigo mismo(a) y analiza antes de reaccionar a una situación tensa. Observa qué cosas te provocan reaccionar así para que puedas identificar tus gatillos o disparadores emocionales.

Tarea: PACIENCIA

6. Pides validación

¿Me veo bien? ¿Estoy haciendo lo correcto? ¿Crees que lo hice bien? ¿Tengo la razón?… ¿ME AMAS? Estas preguntas demuestran tu inseguridad y provocan inseguridad en las demás personas. Es cierto que hay momentos difíciles que te pueden provocar mucha duda, pero ten cuidado con quién las compartes y con cuánta frecuencia.

Tarea: SEGURIDAD

7. Juzgas demasiado

Cada vez que hablas negativamente sobre una persona que no está presente en la conversación, estás creando división y le estás enseñando a los presentes que harás lo mismo con ellos tan pronto se den la vuelta. Esto inspira desconfianza y puedes perder muchos amigos. No te preocupes por el peso, la ropa, el dinero, el trabajo, o las decisiones de otras personas: Ocúpate de las tuyas.

Tarea: DESAPEGO

Tu capacidad para identificar estas conductas en ti mismo(a) indica madurez del ego y de la conciencia, un paso enorme en el proceso del despertar espiritual.

Si identificas que estás teniendo un pensamiento negativo, no te culpes. Recuerda que tu primer pensamiento proviene del condicionamiento, o lo que te han enseñado a pensar, mientras que tu segundo pensamiento demuestra quien realmente eres. El verdadero crecimiento espiritual proviene de la práctica constante. Presta atención a tu voz interior, practica la meditación consciente y ¡nunca te des por vencido(a)!

Sigue leyendo...