Vida Espiritual

Hidroterapia

El agua, elemento sanador por excelencia

  • Distribuye nutrientes y oxígeno a las células que componen tu cuerpo.
  • Elimina las toxinas que las células rechazan.
  • Regula la temperatura del cuerpo.
  • Mantiene las coyunturas lubricadas.
  • Energiza tus músculos.
  • Estimula tu metabolismo.
  • Te protege de las arrugas.
  • Te protege de infecciones urinarias.
  • Evita la piedra vesicular.
  • Estimula el sistema linfático.
  • Actúa como “shock absorber” para los huesos, la espina dorsal, los ojos, y para el feto como líquido amniótico.
  • Al agua es conductor de energía; un buen baño te ayuda a limpiarte de esas cargas energéticas que recogiste durante el día.
  • Nadar en el agua nos da una sensación de “no pesar”, lo que nos ayuda a dejar atrás el estrés pesado del día.
  • El sistema nervioso es muy similar a un sistema eléctrico; los nervios requieren agua para transmitir señales.
  • Date un baño caliente para relajar los músculos y la ansiedad cuando estés estresado.
  • Date un baño de agua fría para estimular los músculos cuando estés cansado.
  • La deshidratación presenta síntomas muy similares a los del “hangover” o resaca.
  • El primer síntoma de deshidratación no es la sed, ni el dolor de cabeza, sino la fatiga.
  • Las personas mayores deben estar bien pendientes, ya que no suelen representar síntomas de deshidratación.
  • El cuerpo del hombre es 60% agua, la mujer es 55%, y los bebés 78%.
  • Necesitas tomar más agua de lo normal si vives en un clima caluroso.
  • Debes reemplazar el agua que pierdes. Si vas al baño o sudas, toma agua!

Sigue leyendo...