Vida Espiritual

La Emergencia Espiritual

Durante el pasado mes hablamos sobre lo que es un despertar espiritual y vimos las diversas señales que nos pueden ayudar a identificar cuando estamos atravesando un viaje espiritual. Aquellos que han atravesado la experiencia pueden afirmar con seguridad que emprender un viaje espiritual no es un camino fácil. El factor que más predomina como catalizador es el choque, o crisis de identidad: esos momentos en los cuales perdemos un sentido de ser propio y enfrentamos la necesidad de re-conocer (volver a conocer) nuestra conciencia de Ser.

Las experiencias místicas guardan un poder profundamente curativo, sin embargo, hay etapas críticas que pueden “hacer o romper” a la persona si no está consciente de su propio proceso. Estos son los momentos en los cuales las emociones y las ansiedades se nos van de las manos y comenzamos a experimentar el reto social y la amenaza del sello psiquiátrico – estamos corriendo el riesgo de un quiebre emocional y psicológico. Puede sonar injusto, pero vale la pena reconocer que existe una realidad: ante el ojo casual, muchos de los síntomas de un despertar espiritual resuenan fuertemente con desordenes tales como la bipolaridad, el desorden fronterizo y la esquizofrenia. Ya que nuestra cultura no reconoce el valor y la importancia de la experiencia mística en el ser humano, mucha gente que está pasando por un proceso curativo espiritual termina en la misma categoría que aquellos con un verdadero desorden de salud mental.

Lost

Ante este dilema, el psicólogo transpersonal Stan Grof (1989) propuso el término
“crisis espiritual” o “emergencia espiritual” para examinar esos estados alterados de conciencia que van acompañados de emociones intensas, pensamientos extraños visiones y otros cambios sensoriales que no necesariamente constituyen una enfermedad mental, sino un proceso transitorio y curativo. El término Emergencia Espiritual surge de un juego de palabras entre emerger (surgimiento) y emergencia (crisis o alerta). Un emerger espiritual nace sutilmente, mientras que la emergencia viene acompañada de ataques de ansiedad, dificultad en la concentración, mezcla de pánico, rabia, miedo.

Veamos las diferencias:

Emerger Espiritual

Emergencia Espiritual

1. Experiencias internas que son fluidas y fáciles de integrar. 1. Experiencias internas dinámicas y difíciles de integrar.
2. Introducción gradual de nuevas ideas. 2. Nuevas ideas desafiantes y filosóficamente amenazantes.
3. Experiencias contenibles y manejables. 3. Temblores, sacudones, energías que dificultan el diario vivir.
4. Cambio gradual en la percepción de ser y del mundo. 4. El cambio perceptual es abrupto y marcado.
5. Entusiasmo por las experiencias internas. 5. Las experiencias internas son perturbadoras.
6. Aceptación al cambio. 6. Resistencia al cambio.
7. Confianza en el proceso. 7. Desconfianza en el proceso.
8. Rara vez habla de las experiencias. 8. Necesidad intensa de hablar sobre las experiencias.
9. Discernimiento al momento de hablar de las experiencias.* 9. Habla sobre las experiencias indiscriminadamente.
10. Las dificultades se ven como oportunidades. 10. Las dificultades son abrumadoras, se ven como amenazantes y son rechazadas.

Shamanic

Aunque una emergencia espiritual constituye una crisis, a través de la historia y textos sagrados se ha visto este fenómeno y siempre está descrito como una etapa crítica y sagrada. Este es un proceso único, personal y curativo con significancia para cada persona, y a partir de esta experiencia es que se re-crea el ser humano y su espiritualidad. No obstante, la cantidad de material inconsciente que emerge de la psique es tan grande que la persona puede tener problemas manejándose en su vida diaria. Este es el momento para alejarse de todas las fijaciones negativas de modo purgativo para comenzar a curarse a si mismo.

Solo una persona que comprende su proceso puede beneficiarse de él, mediante la cooperación y la formación de un sistema de apoyo adecuado.

*Al discernir, la persona toma en cuenta lo que dice, en qué momento y con quien comparte la información.


Para más información sobre la Emergencia Espiritual y cómo encontrar un terapeuta en tu país, visita www.emergenciaespiritual.com.

Sigue leyendo...