Diccionario de Sueños

Soñar con la Muerte

En nuestra cultura es común escuchar que soñar con dientes, bodas, espejos, sábanas, muertos, ataúdes, sudarios y cementerios son premoniciones de muerte. Durante los pasados siglos, la muerte y la enfermedad eran muy comunes y el pensamiento trágico dominaba a la hora de interpretar sueños comunes.

La muerte es un miedo inherente en todos nosotros, y nuestro inconsciente recurre a ella cuando tiene algo muy importante que decirnos. Sin embargo, soñar con la muerte no significa que habrá muerte, sino que algo en nuestra vida está cambiando drásticamente. Lo importante es prestar mucha atención a los demás elementos que rodean las circunstancias de la muerte en el sueño.

  • Funeraria o Cementerio: hora de evaluar lo que pasó, lo que alguna vez fue cierto y de ahora en adelante solo será un recuerdo. Estos sueños sirven como pausas para reflexionar sobre “lo que quedó enterrado” antes de un cambio muy grande.
  • Sentencia de muerte: soñar que estas a punto de colgar en la ahorca o ser fusilada apunta hacia sentimientos de culpa. ¿Es hora de rectificar algo del pasado? O tal vez, ¿estás en la espera ansiosa del fin de tu trabajo o matrimonio?
  • Asesinato: Soñar con asesinatos tiene que ver con conflictos internos, por lo que hay prestar mucha atención a quién es el asesino, quién está siendo asesinado, y como representan aspectos de nuestra vida o personalidad. Los sueños violentos son como alarmas de peligro, ya que el inconsciente quiere que nos demos cuenta que estamos “matando” aspectos de nosotras mismas.
  • Morir asfixiado: Necesitas expresarte mejor.
  • Morir ahogado: Estás demasiado abrumada.
  • Morir envenenado: Estás llevando patrones de conducta o emociones que ya son tóxicos para ti.

Soñar con la muerte realmente es soñar con el renacer. La muerte es una liberación del alma, y cuando soñamos con ella necesitamos preguntarnos: ¿De qué estoy tratando de liberarme?

Sigue leyendo...