Vida Espiritual

Las Adicciones de los Émpatas

En el pasado hablamos sobre los émpatas y cómo se sobrecargan de energía ajena. En el artículo se indican algunas de las señales de ser un émpata, como la habilidad de leer el lenguaje corporal, la necesidad de hablar con verdades y los problemas con el insomnio, entre otras cosas.
Hay otro aspecto de la conducta de un émpata que decidí suavizar en el artículo porque quise darle atención particular en otro momento. Y ese momento ha llegado.
Con la sobrecarga de energía y el manejo del día a día, muchos émpatas acuden a las adicciones o dependencias. La adicción es, por definición, una conducta o actividad recurrente que puede ser placentera al momento pero que tiene efectos nocivos a la salud física, emocional y/o psicológico de la persona, interfiriendo con el manejo de sus responsabilidades diarias y la estabilidad de sus relaciones personales.
Los émpatas llevan una tendencia a ser vulnerables hacia las adicciones porque inconscientemente desean comenzar, o terminar, sus días bajo sus propios términos. Cada uso o conducta se toma como un caso aislado, porque “tuve un día difícil”, “necesito descargar”, o “estoy celebrando”. El problema con esto es que los émpatas, aunque conscientes de su dependencia, fallan en ver el patrón de conducta que llevan y es así como terminan con problemas de salud o crisis de vida.

 

empatas-farmacos
A continuación, una lista de adicciones o dependencias comunes entre los émpatas:

 

Alcohol

  • Se usa: Porque ayuda a dormir y a diluír el exceso de energía.
  • Es peligroso: Porque se debilita el campo energético y termina absorbiendo todo lo que encuentra.
  • Cuidado: Dónde, con quién y cuánto tomas.

Tabaco

  • Se usa: Para manejar la irritabilidad y la ansiedad. Muchas veces se fuman las cosas que no se quieren decir.
  • Es peligroso: Seamos realistas, las razones no hay que explicarlas.
  • Nota: En muchas tradiciones, el humo se utiliza para espantar o atraer espíritus. Se “sellan” acuerdos. También es interesante notar que con el cáncer de tráquea, la persona queda sin poder hablar – entonces lo que no se dijo, nunca se dirá.
  • Cuidado: Con la cantidad que se fuma, los momentos en que se decide fumar y las palabras que se dicen (o no se dicen) al fumar.

Marihuana

  • Se usa: Porque es ansiolítico. Ayuda a dormir y promete una forma de escape.
  • Es peligroso: Si se utiliza demasiado, los efectos son contra-producentes. La persona comienza a sobre-analizar y queda muy susceptible a la auto-sugestión. Puede resultar en psicosis.
  • Cuidado: Tomar los mismos cuidados mencionados para el alcohol y el tabaco – ambos aplican. La adicción no es química en este caso, es psicológica.

Psicofármacos

  • Se usan: Normalmente para calmar la ansiedad o la depresión.
  • Son peligrosos: Primeramente, porque son químicamente adictivos. Además, al ser recetados por un médico se crea una aceptación del uso y nace una dependencia psicológica profunda.
  • Cuidado: Con la frecuencia. Ayudan con la concentración pero adormecen la creatividad.

 

Alucinógenos (Peyote, DMT, Ayahuasca, Psilocibina, etc.)

  • Se usan: Generalmente para buscar una experiencia transpersonal.
  • Son peligrosos: Si no se toman con cuidado; el uso frecuente y prolongado puede ser perjudicial para la estabilidad psicológica y neurológica.
  • Nota: La experiencia transpersonal lleva hacia una expansión de la conciencia y la toma de consciencia (consciousness/awareness). Es normal pasar por una experiencia oscura o terrible antes (o después) de alcanzar este estado. Es por esto que se recomienda que se tomen con un guía o acompañante.
  • Cuidado: Dónde la tomas y con quién.
La intención de este artículo no es juzgar el uso de estas sustancias – al contrario, se trata de algo que forma parte natural de un proceso de búsqueda. Sin embargo, las adicciones y las conductas adictivas están relacionadas al Chakra Raíz y la victimización. Esto quiere decir que son patrones que terminan drenando nuestras energías y corremos el riesgo de convertirnos en vampiros psíquicos (o vampiros de energía).
Una persona que está en búsqueda de un despertar espiritual naturalmente llega a un punto en su camino en el cual decide que las dependencias sencillamente no entregan el valor que prometen. Es precisamente en ése momento – cuando se hacen ajustes, se modifican conductas y se eliminan relaciones negativas – que se produce una verdadera liberación y sanación del alma.

Sigue leyendo...