Vida Espiritual

¿Qué es el Paganismo?

La palabra pagano trae una carga histórica impresionante que muchos no conocen. Veamos de dónde surgió el término, cómo se transformó su significado, cuáles son sus principios esotéricos espirituales, y cómo se relacionan con las prácticas espirituales/religiosas de hoy.

Significado

El término paganismo es uno general que engloba una amplia gama de prácticas y tradiciones que se derivan de una variedad de origenes culturales y geográficos. Su origen etimológico es del Latín paganus, que significaba “del campo”. La palabra se utilizaba para referirse a todo aquello que fuera pueblerino, campestre, aldeano, y por extensión, rústico.
 

Un estilo de vida

Los paganos vivían de la tierra, y para ellos el sol, la luna, el clima, y los animales tenían que ver con su cosecha, de la cual dependían totalmente. Ellos desarrollaron maneras de escuchar y entender a la naturaleza para garantizar su sobrevivencia, y naturalmente, con éstas destrezas también surgieron supersticiones y ritos que luego se convirtieron en tradiciones ligadas a lo que hoy conocemos como mitología. Ya que este modo de vida abundaba en todo el planeta, he aquí el pulso, origen y razón por la cual existen similitudes a través de diversas religiones, creencias, tradiciones, y simbolos.

Otras connotaciones

Como suele suceder en las grandes ciudades, las personas que vivían en la Roma Antigua veían a su ciudad como el centro del desarrollo intelectual y cultural, lo que los hacía sumamente elitistas. Todo aquel que no fuera de la ciudad (pagano) era tildado de ignorante. Pagano entonces comenzó a ser sinónimo de simplón, patán, analfabeta, o simplemente, bruto. Un dato interesante es que en la jerga militar Romana significaba pacifista o “aquel que no combate”…
 "Pagano" era una persona que provenía del campo.

El cristianismo

A medida que el cristianismo crece y se convierte en la “nueva era” de Roma (S. IV), ser pagano no solamente significa “ingenuo sin educación”, sino que también significaba “no-Cristiano” – un indeseable. Esta era la era de Constantino I, quien legalizó el cristianismo para obtener favor político. Sin embargo, fue Constantino II quien comenzó la persecusión de los paganos (incluyendo a los judíos) estableciendo la Legislación Antipagana del 315 & 392 AD. También fué Constantino II quien se apropió de la simbología y tradición pagana para convertirla en cristiana con el fin de demonizar las tradiciones paganas y erradicarlas. Así fue como el término “pagano” adquirió la connotación tabú que lleva hoy día. Sin embargo, hasta el día de hoy todos los cristianos celebran tradiciones paganas utilizando símbolos paganos sin saberlo.

 

Es importante subrayar que el paganismo no es una religión. Mas bien, es una colección de ideas y tradiciones que aceptan la dualidad y honran la naturaleza, trascendiendo geografía, cultura y época. Para obtener una comprensión general de las bases paganas, continúa leyendo los artículos relacionados.

Sigue leyendo...