La búsqueda del ser.
Vida Espiritual

¿Qué es la terapia?

La palabra ” terapia ” se utiliza a menudo con connotación médica. De hecho, la mayoría de las definiciones del diccionario de la palabra se refieren directamente al tratamiento o la eliminación de una enfermedad biológica o disfunción física (Google, Merriam Webster). A esta noción caducada, se han añadido aspectos disfuncionales mentales y del comportamiento durante las últimas décadas. Durante mucho tiempo, la hipótesis de mundo (“worldview”) de causa y efecto ha propuesto un efecto dominó lineal en la cual se ha tratado a la disfunción biológica como el catalizador del trastorno de la conducta, causando la enfermedad mental. Es por esto que se tratan las depresiones y las ansiedades con fármacos. Tristemente, esta hipótesis está todavía aceptada en gran medida y rige el paradigma dominante en el mundo occidental.

 

La búsqueda del ser.

¿Qué es “normal”?

Uno no puede dejar de notar que ha habido una oleada de preguntas al respecto : ¿Será posible que este efecto dominó en realidad puede funcionar a la inversa: desde la función mental, al comportamiento de biológico? ¿Será posible que yo misma puedo hacerme enfermar? Una de las respuestas a estas preguntas es la somatización, la generación de síntomas físicos o dolor de la condición psicológica o psiquiátrica. Pero ¿que tal si cuestionamos lo que es un trastorno psiquiátrico?

El Internet y la globalización han facilitado la comprensión de lo que son los poderes económicos, políticos y religiosos de todo el planeta y como funcionan en conjunto. La expansión de la conciencia y la comprensión de los efectos que estos poderes tienen sobre nuestras funciones de desarrollo mental, socio-psicológicos, culturales, biológicos y de comportamiento ha provocado una especie de rebelión: ¿Qué es normal? ¿Quién soy yo para decir lo que no es normal ? ¿Qué te da el derecho a ti de dictar quién soy yo?
 Contemplando las heridas del alma.
Frente a un colapso económico, la falta de recursos, la crisis energética, la preocupación nuclear y los cambios planetarios nuestro equilibrio se ve amenazado y aparecen los mecanismos de defensa por exelencia: el estrés y la ansiedad. En esta olla hirviendo con precariedad e imprevisibilidad, ahora más que nunca nos sentimos como si estuviéramos viviendo fuera de nosotros mismos – como si estuviéramos viviendo una vida que no nos pertenece. Esta experiencia de sentirnos divididos en dos partes nos agobia a diario: quien soy/quien quiero ser, lo que deseo hacer/lo que “debo” hacer, como me percibo/como los demas me perciben.
Siempre intento mantener un enfoque humanista en mi trabajo, partiendo desde el tema espiritual a la vez que utilizo mi formación académica en la psicología como agente estabilizador. Una de las cosas que me gustaría lograr es comprender lo que se ha entendido por “terapéutico”. Así que de nuevo, ¿qué es la terapia? En la búsqueda desesperada por darle fin a esa batalla interna que llevamos, el fin terapéutico sería entonces la unificación de esas dos fuerzas contradictorias.

 

Entonces para tí, ¿qué es la terapia? ¿Qué haces para darte terapia en tu vida diaria?

Nota: Publicado en abril del 2014; editado el 27 de diciembre de 2016. Todos los derechos reservados.

 

Sigue leyendo...