Vida Espiritual

Chakra del Tercer Ojo

El nombre en sánskrito del chakra del Tercer Ojo es Ajna, que significa “percibir”. Este chakra está localizado en el mismo centro de la frente, entre ambas cejas. Ajna representa nuestra verdadera visión y requiere que veamos la polaridad en la experiencia humana. Con este chakra, percibimos el mundo dentro de nuestros paradigmas e imaginarios, pero también nos presenta la opción de ver más allá de estos paradigmas para poder romper con ellos.

Adolescencia Espiritual

El proceso de sanación de este chakra puede compararse al proceso de identificación que experimentamos durante la adolescencia. Durante la niñez, crecemos con unas tradiciones y creencias que absorbemos del entorno. No es hasta que llegamos a la adolescencia que experimentamos cambios físicos que nos hacen “despertar” a otras posibilidades y estos paradigmas comienzan a ser cuestionados. Durante la adolescencia, vivimos con frustración, confusión y enfado porque las diferencias entre los paradigmas de la niñez que conocíamos y lo que comenzamos a experimentar del mundo adulto no concuerdan.

No es hasta llegar a la adultez que comprendemos la importancia del proceso de la adolescencia y logramos obtener una visión más completa de estos procesos de desarrollo y aprendizaje. Procesos que representan una expansión de la conciencia. La adolescencia y la adultez temprana, en escencia, es un despertar de consciencia y para muchos, también un despertar espiritual. El proceso de sanación del Tercer Ojo se asemeja a la crisis adolescente, pero en realidad puede suceder en cualquier momento de nuestras vidas, en más de una ocasión.

Apegados a un Paradigma

Muchas personas piensan que no tienen más que aprender sobre el mundo y la experiencia humana, porque ya saben todo lo que tienen que saber para sobrevivir. Estas personas están apegadas a los paradigmas fundamentales y tienen el Tercer Ojo “cerrado”, o dormido. Cuando una persona se apega a los paradigmas tradicionales y sistemáticos de familia, dinero, trabajo, estado y religión, se enfoca en lo que es únicamente “real”. Cree que sabe la diferencia entre la realidad y la fantasía; escoge un punto de vista y vive con él hasta que la muerte los separe…. o hasta que le sucede algo que cambia su modo de pensar por completo.

El apego hacia los paradigmas fomenta una actitud disasociada que opera con amor y miedo al mismo tiempo. Esto provoca un estancamiento porque la persona no es capaz de “mirar” hacia adelante y considerar otras maneras de ver y hacer las cosas. Naturalmente, con esto pueden surgir desbalances emocionales y/o mentales. Uno de los paradigmas que más reta el chakra del Tercer Ojo es el concepto del tiempo lineal. Un Ajna equilibrado ve al tiempo como un constructo que, aunque muy útil para la organización de la vida humana, para el alma sencillamente no existe. Para el alma, todo está pasando aquí y ahora.

 
tercer ojo

Partes del cuerpo relacionados al chakra del Tercer Ojo:

  • El cerebro
  • El sistema nervioso
  • Las glándulas pituitarias y pineales
  • Los ojos, la nariz y los oídos
  • La cabeza y/o cara

Síntomas físicos relacionados al chakra del Tercer Ojo:

  • Problemas súbitos de la vista
  • Problemas con el oído o la audición
  • Dolores de cabeza recurrentes
  • Sinusitis y alergias
  • Problemas con los nervios faciales
  • Tumores cerebrales
  • Derrames cerebrales
  • Problemas neurológicos
  • Convulsiones

Síntomas emocionales relacionados al chakra del Tercer Ojo:

  • Insomnio
  • Exceso de trabajo
  • Sobre-análisis
  • Sobre-argumentación
  • Pensamiento sobre-científico
  • Ansiedad
  • Desconfianza
  • Enfado y frustración
  • Incapacidad de auto-análisis, no acepta cuando se equivoca

Los Trastornos Psicológicos

Los problemas asociados a este chakra pueden ir desde lo más leve, como un dolor de cabeza, hasta lo más extremo, como un trastorno psicótico o neurótico. El deseo inconsciente y excesivo de experimentar diferentes puntos de vista, diferentes formas de ser, diferentes maneras de reaccionar o vivir se pueden ver en el Trastorno maniaco-depresivo, el Desorden de personalidad múltiple y la Personalidad fronteriza. La Esquizofrenia también apunta hacia un deseo de tener el conocimiento “único, verdadero y real” del mundo. Por su parte, el desorden de estrés pos-traumático (PTSD, por sus siglas en inglés) parte de una experiencia completamente diferente a lo que se vive día a día que la persona no logra conciliar. Estos desórdenes requieren atención profesional porque parte del objetivo de este chakra es llegar a una visión completa y saludable del mundo – entonces, si no crees en la atención psicológica, el chakra del Tercer Ojo te obligará a buscarla.

El tercer ojo te obliga a ver lo que no quieres ver.

¿Está el chakra bloqueado o deficiente de energía?

Bloqueado: Es obsesivo y/o compulsivo. Sufre de pesadillas, tiene dificultad con la concentración. Sufre de dolores de cabeza o migrañas. Puede alucinar o ver espejismos.

Deficiente: Es de poca memoria y poca imaginación, insensible. Tiene problemas visualizando, viendo hacia el futuro. No recuerda sus sueños, puede que viva en negación.

La Dualidad

La dualidad se refiere a dos puntos de vista completamente opuestos que no pueden coexistir, mientras que la polaridad expresa dos polos, o dos lados de un mismo sistema u organismo que no pueden existir sin la presencia del otro.

La capacidad para desapegarnos de la dualidad para examinar el terreno común entre dos formas de pensar y percibir el mundo es precisamente lo que el chakra del Tercer Ojo nos pide que desarrollemos. El proceso de sanación de este chakra nos trae las destrezas necesarias para auto-evaluar nuestras actitudes y creencias de una manera saludable.

Estrategias para balancear el chakra del Tercer Ojo:

  • Fomentar la compasión: Practicar la meditación de conciencia plena.
  • Fometar la creatividad: Hacer arte, música, emprender proyectos nuevos.
  • Obervar: El trabajo de este chakra es desapegarse y contemplar.
  • Fomentar el auto-cuestionamiento saludable: Leer sobre temas diferentes, visitar lugares nuevos, contemplar opciones.
  • Practicar la empatía: Escuchar a los demás, permitir las opiniones (aunque estén incorrectas).
  • Confiar en la intuición.
  • Terapias de Reiki: Recomendación de 1 terapia semanal, por 4 semanas (contáctame para más información).
  • Terapias de hipnosis, de vidas pasadas, de sueños.
  • Terapia psicológica (Hablar con un profesional).
  • Reconocer límites: Retarse a sí mismo, reconociendo sus límites.
  • Hatha Yoga: Un estilo de yoga físicamente exigente, que puede ayudar con el balance entre la flexibilidad y los límites.
  • Hierbas: Té de manzanilla.
  • Piedras: Ametista, aguamarina.
  • Aceites esenciales: Lavanda, menta, romero.
  • Cuidado con las adicciones: marijuana y alucinógenos.

El reto espiritual de este chakra es la auto-confianza y la habilidad de juzgar sobre lo que la intuición indica. Cuando Ajna está en balance, la persona es intuitiva, creativa, perceptiva, capaz de visualizar, capaz de pensar simbólicamente y tiene buena memoria.

 

Afirmaciones

Confío en mi intuición.
Veo las cosas claramente.
Puedo manifestar mi visión.
Confío en mi sabiduría interna.


Cuando comprendas que el alma no reconoce ley o tradición, serás realmente libre.

Sigue leyendo...