Vidas Pasadas
Vida Espiritual

Terapia de Vidas Pasadas

Las terapias del alma trabajan con las heridas emocionales del pasado y del presente. Estas heridas moldean nuestros propósitos de vida y dirigen nuestras acciones, decisiones y sentimientos. Las terapias de reiki nos ayudan a liberar energías que nos agobian y nos enferman, mientras que la terapia de sueños nos ayuda a comprender los mensajes que nos trae el alma sobre el aquí y el ahora. Cuando se trata de atender las cicatrices que llevamos arrastrando por años, incluso a través de múltiples existencias, no hay mejor terapia que la regresión a vidas pasadas.

Vidas Pasadas

¿Qué pasa con las fobias que no podemos explicar? ¿Por qué hay personas con las cuales conectamos mejor que otras, que sentimos que conocemos de “antes”? ¿Por qué a veces nos parece que estamos viviendo los mismos problemas una y otra vez? ¿Cómo explicamos una atracción profunda e inusual hacia una cultura específica?

La terapia vidas pasadas tiene muchos nombres y su aplicación terapéutica es muy conocida a través de la comunidad de hipnoterapeutas y profesionales de la sanación holística. A través de una regresión a una vida pasada, al espacio entre vidas, o a la etapa fetal de ésta vida, se pueden atender las vivencias que sentaron las pautas para lo que está afectando a la persona en ésta vida.
Nuestras almas guardan todos los recuerdos de las vivencias que han experimentado. Solo tenemos que acceder a estos recuerdos a través del inconsciente. En ocasiones, tenemos experiencias que nos conectan con experiencias claves de otra vida que disparan conductas, miedos, enfermedades y hasta relaciones que realmente no tienen que ver con la vida actual, sino que se trata de una herida de una vida pasada que se está reflejando en ésta. Un evento disparador puede ser un viaje a un país extranjero, tener hijos, conocer a una persona nueva, o enfrentar una situación estresante, entre otras cosas.

 

Hay distintos métodos para trabajar la regresión. Sin duda el más conocido es mediante la hipnoterapia, en la cual se lleva a la persona hacia el momento clave de la vida pasada para reconocer lo que sucedió y trabajar con la modificación de los mandatos a través la sugestión. También existe el método de de-hipnosis, o “regresión despierta”, la cual parte de la premisa que cuando la persona está sintiendo un síntoma, es porque ya está en regresión. A través de una serie de preguntas claves, el/la terapueuta puede guiar a la persona hacia la herida que el alma debe trabajar en ese preciso momento. Hay profesionales que han unido estos métodos y hasta han incluído elementos del chamanismo para lograr un acercamiento más completo que pueda  atender la psiquis y sanar el alma a la vez.

 

 vidas-pasadas

 

Hay dos puntos en los cuales todos los terapeutas de regresión a vidas pasadas pueden estar de acuerdo:

 

1. No hace falta creer en la reencarnación para que la terapia funcione.

No se trata de probar si lo que se experimentó durante la regresión realmente sucedió, lo importante es que el alma sane.

2. Solo debe hacerse con un terapeuta entrenado.

La regresión a vidas pasadas hecha por curiosidad puede despertar heridas o energías que solo se pueden atender con la ayuda de un profesional.

 

Esta es una terapia que trata profundamente con las cicatrices del alma, que remueve energías y libera patrones de dolor, culpa, desafío, victimización, dependencia, miedos, entre otras cosas. Son muchas las energías que se pueden desatar durante una regresión y el/la terapeuta debe estar entrenado/a y preparado/a para atender lo que surja con compasión, paciencia y respeto.

¿Te gustaría hacer una Terapia Regresiva a Vidas Pasadas?


Sigue leyendo...